martes, 31 de diciembre de 2013

Cuando uno considera que se abusa de él en Internet, ha de defenderse (caso Daniel Vicente Carrillo - Greg Prevôt/Ricardo Galli)

UribeX
Actualización importante: don Daniel Vicente Carrillo se achanta de una forma un tanto sui generis pero se atiene a parte del derecho de Rectificación.

Recomiendo seguir leyendo, para conocer el poder del Derecho de Rectificación ante cualquier medio.
____________

Es una desgracia como persona terminar el año así, o un orgullo para un periodista, depende por donde se mire. Os voy a contar una de las historias más rocambolescas que me han pasado en la vida, que además me une tanto a Greg Prevôt y Ricardo Galli de la forma más absurda y desagradable (no por ellos) que me he podido encontrar en mucho tiempo. Lo primero, observad, de forma completamente informativa la imagen de aquí abajo.

¿Este es un tuit difamatorio o injurioso? ¿Qué diría un juez?

Ojo, cuidado con retuitearlo porque por lo visto por ese enlace que véis ahí  un abogado llamado Daniel Vicente Carrillo os enviará un correo electrónico amenazandoos con querellarse contra vosotros por que según él dicha actitud te convierte:
"En colaborador necesario de un presunto delito permanente de injurias graves con publicidad y de otro de descubrimiento y revelación de secretos"
Vamos a ver, os informo (que para algo sirve un periodista a veces). Al parecer Daniel Vicente Carrillo y Greg Prevôt tienen un contencioso porque el último lo definió como Troll de Internet en un blog de su propiedad. Hasta aquí pues nada, una discusión de las muchas que hay por ahí, trufada con si que una foto de Carrillo la sacaron de una página personal, que si le descubrieron las IP y que él considera eso una revelación de secretos con difusión y tal... (cosa que si se encuentra públicamente en Internet dudo que lo sea, pero en fin) y una cuestión de si alguien llamó a la oficina de este abogado diciendo que no lo era y más cositas que no molan. Además, la historia se difundió por Meneame y entonces debió amenazar a uno de sus creadores, el famoso Ricardo Galli, con denunciarle (si no lo ha hecho ya) por enlazar el blog de Prevôt en el tuit que podéis ver en la foto informativa -sino cómo explico yo lo que está pasando para enseñaros cómo evitar estas cosas con la contundencia con la que nos ampara la ley- en el que desvelaba las andanzas de este abogado con elevada expresión escrita que utiliza varios alias.

¿Pasando del asunto o esperando a ver qué ocurría?
El correo de Daniel Vicente Carrillo lo recibí un 28 de diciembre, pero no tenía pinta de ser una inocentada, no. Incluso lía a nuestro leonés ilustre Alfredo Arias (Minipunk) en el jaleo. Tiene narices. Así que hablando con mi abogado decidimos que siendo una cuestión en disputa tampoco pasaba nada por retirar mientras tanto el tuit (en base a no perjudicar a nadie) y no atender a las disculpas públicas que me solicitaba este abogado en el correo electrónico privado. Es decir, pese a que la ética periodística me indica que no debería retirar el tuit porque yo sólo informaba de un problema sin intentar hacer daño a nadie también era cierto que esta disputa personal no tenía por qué arrastrarme a una desagradable querella que, además, le iba a costar dinero al afectado. Y es más, que mientras estuviera en discusión judicial (se ha liado a enviar querellas una detrás de otra , que aunque sea su derecho no parece que sea una medida agradable para nadie), la ética periodística también dice que por el bien de todos es mejor tomar distancia. Así que para beneficio de todos retiré el tuit (no porque piense que es difamatorio) y para informar de ello de una forma ecuánime y no partidista; que es lo que debemos a tender a hacer en la profesión periodística. Lamento profundamente que le haya molestado a Daniel Vicente Carrillo el retuiteo informativo de este tuit que se ríe de una errata, así que prefiero explicar la historia de la forma más informativa posible y sin incidir en él ni en su enlace.

En realidad, aunque me soltara una querella no tendría visos de llegar a un proceso judicial porque para injuriar a alguien hay que hacerlo con intención premeditada de hacer daño (lo que los abogados llaman el dolo), cosa que yo no tenía, y, además hay varias excepciones como el Animus Narrandi (informar, que es lo que pretendía y Meneame también) y el Animus Iocandi (en realidad reírse de una situación, que más o menos es lo que se puede ver en el tuit de @Gallir, que se ríe del propio corrector del móvil, ni siquiera del abogado querellador).

Pero hete aquí que el hombre, no contento con que retirara el tuit, tuvo que publicar esta entrada en su blog diciendo que "Jesús María López de Uribe retira contenido difamatorio en su cuenta de Twitter". Que yo sepa esa afirmación es inexacta, por no decir falsa, porque ningún juez ha definido como tal ese mismo tuit. Y vaya, casualidad, que soy periodista... y eso me daña. La verdad es que me esperaba que hiciera eso y no, no estoy dispuesto a consentir que esta persona manche mi prestigio profesional, así que le tenía preparado algo "especial" con la Ley de mi parte.

Y aquí viene lo que os quiero explicar, que cuando digan algo feo de vosotros en un medio de comunicación existe una forma de defensa sin que necesites abogado.

El cazador, cazado: Derecho de Rectificación al canto
Pues sí, resulta que esta persona dice algo en su blog totalmente inexacto. Yo no he escrito un tuit difamatorio. Él opina que sí, pero resulta que soy periodista y puedo bien estar informando de la situación con un mero retuiteo (una repetición del tuit de otro, difusión al fin y al cabo de algo que me parece gracioso, sobre todo por el error del corrector). Sí comprobé la entrada a la que redirigía (no soy tonto y tengo el culo pelao) y observé que no indicaba más que una información sobre una disputa. Para llegar a ciertas cuestiones que podrían ser más peliagudas hay que seguir leyendo el blog al que dirige, pero no deja de ser una información sobre una persona que utiliza unos recursos en Internet que muchos critican ferozmente.

Así que hay dos circunstancias que concurren en mí: una que soy periodista y que esa definición ataca de forma directa mi derecho al honor personal y profesional (en 19 años de profesión y después de tantas amenazas de querellas nunca jamás he pasado por un juzgado y en rigurosidad nunca nadie ha criticado mi trabajo). Y dos, que sé defenderme ante las cosas inexactas que se publican en un medio de comunicación (y sí, un blog es un medio de comunicación).

Os lo explico. Existe una Ley de Derecho a la Rectificación que permite que si leéis algo inexacto sobre vuestra persona o empresa podéis requerir que se rectifique. Ojo, datos concretos, no opinión (salvo que ésta diga cosas como que un periodista es un difamador sin tener sentencia alguna, lo cual es injurioso). En tres días tienen que publicar, con el mismo espacio y sin apostilla o comentario alguno la rectificación que mandéis. ¿Que no lo hace? Pues no necesitáis abogado ni procurador, con un escrito al Juez éste antes de siete días tiene que llamar a las partes para decidir.

Así que ni corto ni perezoso he enviado a Daniel Vicente Carrillo un comentario doble (para que lo publique y retire la palabra "difamatorio") y un correo electrónico (y le he comunicado que escribiría esta entrada en el blog). Y de paso explico a los que acusa que el Animus Narrandi (informar, como Meneame) y el Iocandi (reírse de algo), pueden ser su defensa para evitar cualquier condena. Aparte de asegurar que el mostrar un enlace a otros, aparte de ser algo informativo (Animus Narrandi) puro y el no pretender hacer directamente daño posiblemente exonerará a quien retuitee el tuit de la foto del principio. Yo por mi parte voy a retuitear esta información para seguir generando el efecto Streisand que la actitud de este abogado ha podido provocar y ha querido evitar a base de asustar a la gente, lo cual me parece un abuso). Y si alguien que retiró por miedo o por precaución ese tuit quiere informar de mi decisión, tiene completo derecho a hacerlo. Sólo leer el blog de Daniel Vicente Carrillo y lo que dice sobre la gente que no quiere retirarlo le define, os recomiendo que os informéis sobre él y toméis la decisión de cómo definirle de forma individual (supongo que coincidiremos, pero no voy a ser yo el que lo diga por aquí; él mismo se muestra como tal).

Si queréis ver qué le he escrito y cómo le he solicitado la rectificación (es decir, ver cómo podríais hacerlo vosotros, podéis seguir leyendo).



Señor don Daniel Vicente Carrillo. No he retirado ningún contenido difamatorio de mi twitter, sino una referencia a un tuit con un enlace a un blog que describe lo que es una persona que no se maneja con la suficiente netiqueta en Internet. Usted ha pretendido inmiscuirme como tercero en una disputa que no tiene nada que ver con mi persona. Podría haber solicitado usted de forma amigable y sin amenazas de querella la retirada de ese tuit (que, reitero, ni siquiera el enlace al que se refiere en el blog 'Esuntroll' de la plataforma Blogspot.com dirige a una entrada difamatoria o injuriosa contra usted sino a la información de una discusión entre dos personas). Algunos lo definen de una manera y otros de otra. En todo caso, como periodista que soy, le ruego que retire inmediatamente la definición de "difamatorio" porque sí que concurre mi honor profesional por repetir con Animus Narrandi un tuit que ni siquiera le menciona.

Que retire ese contenido no implica que yo haya difamado en nada contra usted, simple y llanamente no quiero verme envuelto en asuntos de terceros y menos con la desagradable sensación de que usted EN NINGÚN MOMENTO ha solicitado de forma amistosa un amparo que, creo, ya no se le debe por su actitud beligerante.

Y esgrimo en este momento mi derecho a Rectificación en su medio personal de comunicación porque está arguyendo que yo he redactado un contenido difamatorio contra una persona cuando es obviamente FALSO. Tan falso como que ningún juzgado ha considerado que ese contenido repetido (no incluido ni redactado por mí) tenga dolo alguno ni infiera, a día de hoy, contenido de ningún tipo difamatorio, máxime cuando ni siquiera indica su nombre. La referencia a un enlace en Internet sólo puede inferirse como Animus Narrandi, más aún cuando soy informador y periodista, sobre lo que significa una ruptura de netiqueta que se denomina Troll de Internet. Es más que dudable que la información sobre esta definición sobre la forma de debatir que las personas puedan esgrimir en ciertos foros digitales pueda suponer en cualquier caso una injuria, máxime cuando mi persona no lo afirma sobre nadie.

Respecto al siguiente delito de revelación de secretos, no ampare sobre mi persona un dolo que es claramente inexistente tras el Animus Narrandi que define mi propia profesión en Comunicación como Licenciado en Ciencias de la Información y periodista en activo al repetir la información de un tercero en el que se incluye un enlace que, de por sí, es una evidente herramienta de difusión informativa y que no está alojado en ningún servidor de mi propiedad, puesto que en todo caso esa retirada se la debería haber exigido a la plataforma Twitter, propietaria de esa información.

En todo caso, la retirada de ese tuit en la plataforma Twitter no se debe a que lo considere difamatorio, sino que dentro de la buena educación entre ciudadanos he considerado que mientras esté en disputa judicial la información debía, por el momento, ser retirada. Todo hecho para evitar perjuicios mayores a su persona mientras no se dé una resolución judicial. Por tanto, el que usted publique una información completamente inexacta sin base legal en su blog http://veritatemdies.blogspot.com.es/2013/12/retirada-de-contenidos-iii.html) que perjudica a mi buen nombre como Comunicador, Divulgador y Periodista me obliga a...


Ejercer mi Derecho de rectificación:

Así que en primer lugar, ejerzo mi derecho a rectificación amparado en la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, dentro de los tres días naturales siguientes al de publicación o difusión de esta información inexacta (31 de diciembre de 2013) para que incluya, no sólo este comentario en dos partes en su blog sino que retire en ese plazo la palabra "difamatoria" de su entrada.

En segundo lugar, de confirmarse judicialmente el extremo de que no es un contenido difamatorio la repetición de un tuit de un tercero en el que ni siquiera se le nombra ni la indicación informativa del enlace en cuestión (a una entrada en la que no hay contenido difamatorio de ningún tipo, sino que se debe continuar investigando para que se lleguen a las referidas acusaciones de varios delitos que usted infiere sobre mí tras una disputa entre terceros), le conmino a una disculpa pública en su blog con las requeridas explicaciones y sin la retirada de estos comentarios, o sino me veré obligado a ejercitar las acciones judiciales pertinentes debido a una lesión evidente en mi Derecho al Honor Personal y Profesional.

Tendrá usted un correo electrónico en el cual quedará claramente especificada esta demanda de Rectificación, a la que añadiré una entrada informativa en mi blog sobre lo que ha ocurrido para que quede perfectamente especificado en tiempo y forma, y si no se hace efectiva por completo (publicación de comentario y retirada de la palabra "difamatorio") el 3 de enero de este mismo año, con comunicación a mi correo electrónico de la misma, comunicaré al Juez su negativa, con lo que se iniciará un proceso judicial totalmente indeseado por mi parte. Como observará en la ley citada, no necesito abogado alguno para iniciar este proceso de rectificación.

A la espera de la publicación de este comentario en la entrada de su blog (http://veritatemdies.blogspot.com.es/2013/12/retirada-de-contenidos-iii.html) de 31 de diciembre de 2013 y de la retirada de la palabra "difamatoria", sin más comentarios y apostillas (y mucho menos las palabras soeces e insultos que dedica a otras personas en este medio de comunicación que, en mi caso, sí consideraré injurias), le deseo un feliz año nuevo.

Jesús María López de Uribe
Licenciado en Ciencias de la Información en la Rama de Periodismo.
Miembro de la Asociación de Periodistas de León.

Sobre el autor

UribeX / Autor & Editor

Periodista. Rogue Writer. Ronin. Escribe de Historia, Arte, Tecnología y líos varios; se apunta a un bombardeo más veces de las que debe. No le importa la verdad, sólo el rigor. Suerte.

56 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abogadooo. Jaja esto es surrealista!pelea en el recreo!x cierto no te conocia abogadooo pero vaya personaje q tienes q estar hecho!donde puedo encontrar lo del troll q tengo curiosidad!

      Eliminar
    2. No tenía ni idea de tu existencia. Hoy tengo la mala fortuna de conocer tu cara, tu nombre propio y tu "calidad" como persona que destilas en cada palabra. La prepotencia nunca trae nada bueno. Nunca.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas estas chorradas son un buen motivo para que nadie aloje su web en españa y no se someta a estas absurdas leyes decimononicas, si mi web esta en las islas fiji y yo me conecto por vpn, puedes poner TODAS las denuncias que quieras a tus absurdos tribunales en tu absurdo pais. Me das lastima chaval. Mucha lastima.

      Eliminar
    2. vaya Troll estás hecho! en verdad no tienes idea de como funciona internet ? o es que solo querías tus 15min de fama ?

      Eliminar
  4. Señor Vicente Carrillo:

    Para usar el derecho a rectificación debe delimitar usted qué cree usted que es inexacto en este escrito. La mera solicitud de retirada de contenidos sin especificar qué tiene de incorrecto cualquier dato de los que se muestra en él no tiene amparo en el Derecho a la Rectificación.

    Por otra parte no podrá encontrar ningún enlace directo en este escrito que se refiera exclusivamente a la disputa que usted mantiene con terceras personas (más allá de definir quién es usted y qué hace en Internet, de forma meramente informativa).

    Por tanto, usted tiene publicada en los comentarios su posición y como tal queda reflejada, sin que eso suponga para mí (editor de este blog) una rectificación de ningún tipo, ya que no se refiere a ninguna inexactitud que haya detectado ni solicitado reparar en la información aquí descrita.

    Respecto a que esté 'sub iudice' otra cuestión distinta del tuit que usted reclamaba que eliminara de mi cuenta de Twitter (y que su retuiteo está eliminado como usted ha podido observar tal y como lo solicitó en su momento), poco o nada tiene que ver con la disputa que usted ha iniciado y le remito a mi escrito de rectificación por ser absolutamente FALSO que ese tuit al que se ha referido contenga ninguna expresión que afecte a su honor, ya que ni siquiera se menciona su nombre en él. En este caso, las acciones judiciales que usted pueda ejercer no pueden ser asumibles a mi persona en ningún caso al no ser actor principal de lo ocurrido. Considerar, no obstante, que la mera repetición de una disputa entre terceros por cualquier medio de comunicación es objetivo de querellamiento sí que me resulta un uso torticero de las leyes con el único fin de amedrentar a la labor informativa en la que mi profesión está especialmente amparada por el artículo 20 de la Constitución Española, o incluso como ciudadano español, ya que está entre los Derechos Fundamentales de la Carta Magna de este país.

    Por otra parte, su forma de actuar me resulta abusiva al intentar incluirme en una disputa en la que es evidente que no tengo nada que ver. La que se puede observar en estos momentos la ha iniciado usted afirmando que yo he emitido un contenido difamatorio y suponiendo que la retirada de ese enlace significa la aceptación de que yo he actuado con dolo para perjudicarle, cuando precisamente su retirada ha sido para beneficio de la independencia de ese proceso judicial.

    Puesto que la cuestión a la que usted sigue dirigiendo su proceder no tiene nada que ver con mi persona, mero transmisor y difusor (como mi profesión avala) de un tuit que me resultó totalmente humorístico y risible, le sigo conminando a publicar los dos comentarios que le he especificado en su blog o el día 4 de enero comunicaré al juez su negativa y él decidirá si usted debe publicarlo y en qué medida ha de darle publicidad.

    ResponderEliminar
  5. Señor Vicente Carrillo:

    Comprenderá usted que tal y como ha sucedido en su caso, no debo consentir la publicadción de una afirmación inexacta y falsa sobre mi profesión y la fiabilidad de los datos de mis escritos, sobre los que usted ha vertido una mancha que puede resultar irreparable.

    Parece mentira que después de lo que cree haber sufrido usted use las mismas tácticas que denuncia para defender su honor. Lo que sí le puedo asegurar es que mucho me temo que su actitud en este caso y en Internet no beneficia precisamente conseguir la blancura del mismo. Y de veras que lamento que eso ocurra en tiempos en los que la racionalidad y la buena educación entre ciudadanos debería ser lo principal. Para evitar inmiscuirme en una disputa de terceros opté por eliminar el tuit que usted solicitó, aún de forma poco amistosa, y usted, con la definición que ha hecho de mí (donde se me adjudica la autoría de contenido difamatorio sin más explicación) ha provocado que me vea en la obligación de informar a mis lectores y seguidores de lo ocurrido. De forma meramente informativa para restituir mi honor ante mi público, dañado sensiblemente por una afirmación totalmente falsa y con ánimo de venganza sobre un asunto en el que no tengo nada más que ver que tomar la decisión de hablar de él.

    Desde aquí censuro su proceder por ser completamente fuera de lugar y por provocar que algo que bien podría haberse quedado en nada, tenga más publicidad de la necesaria. Por lo menos sí tengo algo que agradecerle: con esta situación he podido explicar e informar a mis seguidores cómo se debe utilizar de forma correcta el Derecho a la Rectificación, cosa que no se suele conocer entre las personas y, en mi opinión, es algo vital para evitar males mayores y demandas absolutamente innecesarias, puesto que ampararse en él no implica más que la comunicación a un Juez.

    Le deseo un feliz 2014.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. ¿Se da usted cuenta que mediante la mención que ha hecho públicamente en este comentario a la página la esta dando a conocer implícitamente?

      Sería necesario borrar su comentario ya que así lo solícita y ya no quedaría constancia de que es lo que solicita.

      Como abogado que es debería saber que las notificaciones que está haciendo mediante comentarios son papel mojado y si no se hace por un método "normal" sus plazos son inexistentes. Espero que todo esto que está haciendo se dirija mediante burofax a su destinatario.

      Eliminar
  7. Pues si que se empieza bien el año si!!! Pues nada, el abogado a currar, que por lo visto tenía ganas, y UribeX a bloggear, que ganas por lo visto no le faltan

    ResponderEliminar
  8. Vaya tío más cansino. Regaladle un plástico de burbujas, a ver si las explota y se cansa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le regalaba otra cosa de plástico para que jugara y dejara de j.... a los demás.

      Eliminar
  9. Me gustaría apuntar que el derecho de rectificación se ejercita habitualmente frente a medio y no frente a bitácoras personales. Dudo muchísimas de que este buen ejercitado puesto que es un derecho a replicar. No es un derecho para tratar de eliminar información. Simplemente es para exponer el punto de vista del afectado. El juez que lo examina no entraría a valorar la veracidad así que segunda parte de la petición sobra.

    ResponderEliminar
  10. Qué bueno sí señor, no conocía este Blog, ánimo Uribe y no dejes de informar sobre como transcurren los acontecimientos...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Señor Daniel Vicente, cómprese un amigo...y cambie de profesión, esto no es lo suyo.

    ResponderEliminar
  12. No se si ha quedado claro. Los dos ni tenéis NPI del derecho de rectificación. El artículo de este blog me parece muy partidista respecto al linchamiento al tal Daniel. Daniel no se queda corto atacando pero si fuese más inteligente solucionaría mucho sin dirigirse a ni un sólo tipo. Vía LOPD o Imagen puede pedir que se elimine su imagen y textos... entrando en riñas públicas esta consintiendo el debate

    ResponderEliminar
  13. ¿El Internet? Internet es una red de redes (una) por lo tanto de querer ponerle un artículo, usamos, la, por favor.

    ResponderEliminar
  14. Madre mía la que se ha preparado por una chorrada... Yo también me compro palomitas...

    ResponderEliminar
  15. Juan, no utilizo ningún artículo para referirme a la Internet en todo el texto. He hecho lo mismito que tú tras la. Interrogación. Ciertamente es la Internet y así lo uso cuando me refiero a ella con artículo determinante. Pero no es el caso, como has hecho tú en la segunda oración. No confundas el. Posesivo "él" (que se refiere a uno, a mí) con el artículo de la palabra "Internet".

    ResponderEliminar
  16. Al anónimo del Derecho a la rectificación: evidentemente el segundo punto no entra en el derecho a rectificación sino a ulterior demanda de confirmarse que el tuit en cuestión no es difamatorio. Por eso es un "segundo lugar". Tan sencillo es que yo he permitido la publicación de su requerimiento en los comentarios y él no lo ha hecho, con lo cual está cubierta su demanda.

    ResponderEliminar
  17. Respecto a la corrección exigida, evidentemente en medios tradicionales no es posible al no sé redituables. Sin embargo en la actualidad sí es procedente la solicitud. Es tan sencillo como que no atribuya un delito a una actuación que no está tipificada como tal. Con un sencillo cambio de redacción sería suficiente (incluso sugiriendo algo similar). Pero no hay más que beligerancia en su actitud que resulta lesivo para mi prestigio profesional.

    ResponderEliminar
  18. Zzzzzzz me quedo sin palabras....

    ResponderEliminar
  19. Efecto Streisand! Creo que David no conoce el poder de Internet y lo mucho, MUCHO que te puede perjudicar si te pasas de listo , al final va a tener que denunciar hasta Obama por espiar tu "contenido difamatorio" el cual me voy a buscar ahora mismito solo por el morbo que esta creando su actitud al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me respondo, es Daniel xD

      Eliminar
  20. Vaya manera de perder el tiempo con trolasos. Incluso yo, por haber leído el post. Me denunciará a mi también? :(

    ResponderEliminar
  21. ¿"Él" posesivo? No habré entendido bien la frase pero es un pronombre personal.

    ResponderEliminar
  22. Hola, soy un ex-troll de Internet. Ya no lo soy, que conste. Cuando me dedicaba al trolling tenía nivel 4 en la escala del 0 al 10. Aquí en España, trolls con categoría superior a 8 hay muy pocos, se pueden contar con los dedos de una mano. De mi categoría tampoco hay muchos.

    He sido habitual en las news muchos años, he usado tropecientos mil nicks y he generado mucho lulz. He estado en sitios de los que es casi imposible darse de baja y me han expulsado y baneado por IP. También hacía trolling antes de que existiera Internet, en la banda ciudadana, (27 megaherzios) y la banda de los dos metros, tocando las narices a los radioaficcionados. Esos fueron mis comienzos en mi niñez, los radioaficionados se pasaban entre ellos programas del ZX-Spectrum y yo les jodía enviando pitidos en mitad de la carga.

    Conozco a Irich desde hace muchísimos años, lo he leído en es.charla.religion y es.charla.politica.misc. También me lo he encontrado en algún que otro foro, alguno de filosofía y también lo he visto mucho en el IRC Hispano.

    Para mi, Irich NO es un troll, no lo considero parte de la scene troll. Y si lo fuera, como mucho sólo tendría nivel 0.5 y eso siendo generoso. Por favor, si tienen mucho más nivel todos esos principiantes de foro coches. Si hasta la mafia de meneame tiene más capacidad de trolling que Irich.

    Mucha gente cree que el trolling consiste en insultar y en provocar con muchas faltas de ortografía. Nada más lejos de la realidad, el trolling bien entendido NO consiste en insultar ni en cometer faltas de ortografía. Es más, se puede hacer trolling de excelente calidad sin faltar a nadie el respeto y con una ortografía impecable. Sólo hay que fijarse en que no aparezcan lineas rojas debajo de cada palabra y ya te quitas muchas faltas de encima. El trolling bien entendido es un arte que sólo los auténticos genios dominan. El buen trolling es como el buen humor, requiere de mucha inteligencia. El buen trolling es como la buena cocina, requiere de un excelente gusto. El trolling requiere tener un mínimo de cultura y saber documentarse. Por que si vas a trollear en un foro de filosofía tendrás que tener unos mínimos conocimientos de filosofía. Y si vas a trollear en un foro de mecánica cuántica tendrás que ponerte al día en física.

    Normalmente, todo el mundo va a lo fácil, a hacer trolling en foros de política, de religión, de coches y de hackers. Pero si un troll desea encontrarse a gente virgen tendrá que empollar un poco, aunque sea en la wikipedia.

    Considero insultante que se considere a Irich un troll sólo por que defienda cosas bastante polémicas amparándose en constructos ideológicos. Se que ha habido bloggers que se han quejado del tamaño exagerado de los post de Irich, pero eso no es ser troll. ¿Es machista?, ¿y quien no lo es?, en el fondo todos en mayor o menor medida somos un poco machistas. sólo que no nos damos cuenta de ello.

    A medida que pasa el tiempo y vamos aprendiendo cosas nos damos cuenta de nuestros fallos y se nos va quitando la tontería de encima. Algunos evolucionan más rápidamente que otros, por supuesto.

    Cuando yo era pequeño veía normal que mi mamá y mis hermanas hicieran labores domésticas mientras yo me tocaba las narices, pero con el tiempo evolucioné y ahora hasta cocino los mejores macarrones del mundo.

    Qué más remedio, o la piba me echa de casa y se busca a otro. Siempre los hay que se quedan anclados por diferentes motivos, tales como su peculiar interpretación de la religión, lo cual no significa que sean trolls, si no que simplemente son así. Un troll de verdad nunca te prohibiría comer carne de cerdo, simplemente te haría sufrir un poco con esa idea.

    Mi consejo es que simplemente paséis de el. Por que si con un escaso nivel 0.5 es capaz de hacer que gastéis energía y tiempo pensando en el, no quiero ni imaginarme el día que os visite un troll de los de verdad.

    Saludos y feliz año nuevo.

    Por cierto, ¿Cual es la temática de este blog?, El dominio vendría bien para un blog de información bursatil.

    ResponderEliminar
  23. Yo hago pis en el lateral del vater para no hacer ruido

    ResponderEliminar
  24. Joder, tomaros un café juntos y arreglarlo ostias. Aquí muchos españoles están esperando justicia de verdad desde hace años y seguro que esta todo colapsado por mierdas como esta. Ale, que se os atraganteis con vuestra "justicia"

    ResponderEliminar
  25. Comento anónimamente, no porque considere a Irichín una amenaza, sino porque tengo tiempo limitado para perder con perturbados.

    Irichín parece padecer algún tipo de trastorno de la personalidad narcisista de tipo egosintónico. Esto último quiere decir que no parece consciente de la disociación entre los patrones de conducta social generalmente aceptados y sus expectativas sobre estos. Desconozco si realmente es abogado. A un conocido bloguero que saltó a la escena nacional como director de un pequeño periódico nacional lo amenazó colgando un video en que declaraba que una bolsa de boxeo era el susodicho bloguero y la arremetía a patadas con ella.

    Parece que rara vez ha pasado de las palabras a las acciones. Sus amenazas de demanda generalmente quedan en eso, amenazas.

    Ánimo, y no pierdas más el tiempo con este pobre hombre que ya tiene bastante desgracia con ser quien es. Si insistes, tómatelo solo como un ejercicio para afrontar en el futuro amenazas más creíbles.

    ResponderEliminar
  26. Pero este señor es abogado realmente o con poner su nombre y debajo "abogado" ya es suficiente? No debería poner el número de licencia para ser creíble?
    Yo soy presidente de un país donde no permitiría las cosas que hace este fanegas.

    Pedro Picapiedra,
    Presidente de los Estados Juntitos de Oceanía

    ResponderEliminar
  27. Me parece que UribeX solo se baja los pantalones ante el abogado este de poca monta para evitar problemas. Vaya troll de abogado, menos bloguear y postear basura.

    ResponderEliminar
  28. Respecto al comentario anterior, no cabe más que decir que esa definición sobre la personalidad del abogado (que profesionalmente lo es por estar colegiado, eso está confirmado) no considero que sea más que una hipótesis sobre la cual no hay ningún diagnóstico conocido. Es evidente que su actitud no parece ser la más adecuada en las discusiones, pero en este caso no se debe tomar este comentario sobre esa hipótesis más que como meramente informativo de una actitud que nos sorprende a todos y de la que no podemos tener más que una opinión no contrastable.

    La persona en cuestión es libre de mostrarse como quiera y tiene la capacidad legal y libre de actuar como bien le venga en gana. Es una desgracia que intente presionar para eliminar una información a base de escritos legales como si fuera un divertimento y de implicar a terceros en discusiones que no tienen nada que ver.

    Que esta entrada de mi blog personal haya llegado a la portada de Meneame es algo que no ha tenido nada que ver conmigo y considero que sería una pérdida de tiempo seguir discutiendo con un señor que ya ha dejado clara su intención de elevar a los altares de la justicia un asunto de 2006, sacándolo de nuevo a la luz al importunar mi honor profesional cosa que podría haber evitado publicando mi rectificación en su blog.

    Gracias por informarnos de esa hipótesis, no obstante.

    ResponderEliminar
  29. La obligación de un periodista no es ser un justiciero. Si usted considera que me "he bajado los pantalones" es libre de pensarlo. Aquí sólo hay información ecuánime de lo ocurrido, dentro de lo posible al ser yo un afectado. Entiendo que pueda pensar eso, pero no es cuestión de esta entrada más que informar de lo acontecido para defender mi honor con la única arma que me queda tras la definición que ha efectuado el susodicho en su blog.

    Sin embargo, bienvenida su opinión. Ya vé el resultado de mi bajada de pantalones y observe el de los que se retractaron ante las amenazas previas.

    ResponderEliminar
  30. Viva la libertad de expresión en Internet.

    P.D; Todas putas :) (ahora vendra el abogado y me pondrá una demanda/querella)

    ResponderEliminar
  31. A ver si lo he entendido... En un blog, página o lo que sea, alguien ha publicado información supuestamente difamatoria sobre este abogado.

    Luego ha llegado el señor Uribe y ha dicho algo como "Mirad lo que pone en este blog".

    Finalmente, el susodicho abogado ha decidido emprender acciones contra este último por eso, a partir de lo cual se han enzarzado en esta historia de rectifícame tú que comento yo.

    ¿Es así la historia? El juez se va a partir de risa, me da a mí.

    ResponderEliminar
  32. El derecho de rectificación no sirve para pedir que tachen un texto. El derecho de rectificación es un derecho a mostrar la réplica de la parte contraria.

    Esto es una discusión de patio de colegio.

    ResponderEliminar
  33. Evidentemente es una discusión de patio de colegio entre dos personas que no tendría que haber llegado a Menéame... pero ha llegado. Por algo será. No tendría importancia alguna si este señor no se comportara de forma alucinantemente fuera de lugar, como podéis ver aquí:

    Están locos e histéricos estos aprendices de censores de internet cc: @UribeX pic.twitter.com/0xqC4vYSWh Ricardo Galli (@gallir) enero 2, 2014

    De esta manera muestra su pérdida de sentido de la proporcionalidad y continúa alimentando algo bastante irrelevante dejando con sus acciones su propia imagen muy dañada. Por mi parte me resulta muy ilustrativo el asunto para mostrar lo que las actitudes fuera de lugar repetidamente expuestas aquí sirven para evitar la publicidad de sus andanzas: para nada.

    Respecto al Derecho de Rectificación, no es derecho de réplica siempre y cuando no haya incorrecciones demostrables en la información. Es más, el derecho de réplica no existe si no se cita fehacientemente la inexactitud y, de paso, es demostrable que es incorrecta. En todo caso, es voluntad de quien mantiene un escrito el disponer un espacio para la rectificación, cosa que aquí se ha hecho en los comentarios y en el otro blog no. Por otra parte, las condiciones técnicas de Internet sí permiten la retirada de contenidos inexactos SIEMPRE y cuando lo decida el juez, evidentemente.

    Lo que es lamentable es que por intentar presionar para evitar que se conozca una cuestión que no le gusta a este abogado termine diciendo que hay gente que por retuitear algo está cometiendo difamaciones y revelación de secretos.

    ResponderEliminar
  34. Me espero a la peli mejor.

    ResponderEliminar
  35. ¿Existe la manía persecutoria digital?

    ResponderEliminar
  36. http://esuntroll.blogspot.com.es/2005/06/daniel-vicente-carrillo-irichc-viccahr.html

    Este tipo es conocido desde, por lo menos, el 2005. No le alimentéis más.

    ResponderEliminar
  37. Ya se me acabaron las palomitas, voy a por más

    ResponderEliminar
  38. si lo he entendido más o menos, no va a llegar a más

    ResponderEliminar
  39. Si esto ha llegado a Menéame no quiere decir que sea relevante. Más cuando ves todos los comentarios, votos negativos y el tema en general.

    Permite que piense que si esto ha llegado ahora a Menéame es precisamente porque ese tipo se está querellando frente a varios integrantes de Menéame. A mi esto me parece muy muy muy irrelevante como para estar en un medio como Menéame.

    Respecto al derecho de rectificación de la Ley que lo regula: no insistas, no incluye el borrado de contenidos. Otras cosa es que pretendas articularlo por otras leyes (como la del honor), pero ya no sería el mismo derecho de réplica que regula la Ley 2/84.

    Y no os podéis tomar una cerveza?

    ResponderEliminar
  40. Daniel Vicente Carrillo, publica una rectificación

    Muy sui generis, eso sí, pero se achanta a publicarla. Aquí explico porqué me resulta suficiente (más que nada por no tener que ir a presentar papeles a ningún sitio y porque creo que ha recibido el efecto Streisand suficiente).

    ResponderEliminar
  41. Aún estoy tratando de comprender cómo un señor amenaza con querellarse por "contenidos difamatorios" y, tras esto, lanza un aluvión de calificativos despectivos en su blog contra estos mismos querellados...
    Vamos, que al final está haciendo lo mismo que pretende denunciar.

    ResponderEliminar
  42. A este pavo lo conocí en la época del IRC, en canales de filosofía, por el año 2000, sería. Ya tenía la mala baba de la que ha seguido haciendo gala, intentando ridiculizar y perseguir de forma personal a quien osara dejar en evidencia su manifiesta ignorancia sobre los temas que le apetecía tratar. Veo que la vida le va poniendo en su sitio.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.